Asociación de Reporteros Independientes
Asociación de Reporteros Independientes

La Declaración Universal de Derechos Humanos

Viernes 7 de Diciembre 2018
La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero y ha sido traducida en más de 500 idiomas.
Artículo 11.1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.
2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito.Artículo 12.Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.Artículo 13.1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.Artículo 14.1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.
2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.Artículo 15.1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.
2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.

 

NEGAR LA HISTORIA ES PERMITIR QUE SE REPITA.

Sábado 8 de Diciembre 2018Me gustaMostrar más reaccionesComentar
 

MIL MANOS PARA BORGOÑO

Sábado 8 de Diciembre 2018Me gustaMostrar más reaccionesComentar
 
PLAN LA LEGUA SIN MUROSREPORTAJES
"Esta casa yo la tengo que sacar. Le paso las lucas del arriendo aunque no se vaya a arrendar. ¿Cuento con usted, o no?", se escucha en un audio al que accedió El Dínamo en el que se evidencian ofrecimientos a vecinos en medio del Plan La Legua Sin Muros.Por   7 de diciembre de 2018     Con un despliegue que incluyó la participación del Presidente Sebastián Piñera, el gobierno mostró esta semana la demolición de los muros que mantenían encerrados a cinco pasajes de La Legua.Escoltado por los ministros de Interior y Vivienda, la Intendenta Karla Rubilar y el alcalde Sergio Echeverría, el Mandatario aseguró que con el plan La Legua Sin Muros “no solamente estamos botando los muros físicos, sino que también estamos empezando a botar los muros de la pobreza, de la segregación, de la estigmatización. Muros que durante tanto tiempo han afectado la calidad de vida de los habitantes de La Legua”.Santa Elisa, Nuño Da Silva, Francisco de Zárate, Santa Catalina y Sánchez Calchero son las calles que ahora quedaron conectadas con calle Mataveri, una de las vías principales que rodea a esta zona de la comuna de San Joaquín.Sin embargo, antes de este mediático evento, la presión estuvo puesta en los vecinos que precisamente se verían afectados por la demolición.“Le paso las lucas del arriendo aunque no se vaya a arrendar”Un vecino que vive en la calle Mataveri abre la puerta de su casa. Al otro lado está un hombre que lo saluda con familiaridad y, con premura, va directo al tema que quiere abordar: cuándo aceptará su oferta y dejará el domicilio en el que vive. Todo esto, según quedó registrado en un audio de hace algunos meses al que accedió El Dínamo, y que da cuenta de la estrategia para forzar el traslado de vecinos de la La Legua a fin de viabilizar el proyecto ideado para esa zona.El dueño del inmueble se escucha nervioso y dubitativo. Hace sonar las llaves y le contesta que debe conversar el tema con su hija antes de definir una posición. Sin embargo, la visita vuelve a la carga: “Tengo que tener ahora una respuesta”.El vecino hace preguntas respecto del planteamiento, pero advierte que trasladarse a Lampa -como se le ofrece- sería complicado ya que perdería su fuente de trabajo. Ante esto, el visitante cambia la oferta: “Voy a desocupar unas casas en Carmen -avenida aledaña a Mataveri-, pero usted se tiene que quedar piola. ¿Usted se va pa’ allá? Pero tienen que desocupar estas casas. Pa’ hacer esta wea ustedes no tiene que estar”.Y agrega: “Yo les doy el subsidio de arriendo igual, si esas casas se van a desocupar al tiro. Usted se va pa’ allá al toque. Va a ganar plata, se compra un auto, hace la wea que quiera y le damos el subsidio a su hija (…) Le vamos a pasar lucas pa’ arriendo, ahí usted se arregla los bigotes con eso”.Insistentemente, el hombre sube la oferta: “Yo necesito desocupar este lado, usted está al frente y vamos a botar este muro (…) Si no salen de acá va a ser complicado, acá van a tener problemas. Yo le muevo el subsidio a su hija y no se mueve de San Joaquín. Dele una vuelta, pero no lo puedo esperar mucho”.“No le cuente a nadie tampoco, porque yo lo quiero arreglar. Esta casa yo la tengo que sacar. Le paso las lucas del arriendo aunque no se vaya a arrendar. ¿Cuento con usted, o no? El problema es que aquí van a webiar, no sabemos qué va a pasar con las casas si no negocian. Le conviene más correrse pal lado, pa que no lo saquen pa otro lado. Estas casas no se pueden vender”.Carlos Acevedo, encargado de Planes Integrales de La Legua, es identificado por diferentes vecinos como quien ha hecho estos ofrecimientos.Ofertas irregularesDesde la Intendencia Metropolitana confirman que Carlos Acevedo es el encargado del plan que se ejecuta en La Legua. Sin embargo, optaron por no comentar la información contenida en el audio.Asimismo, aseguran que antes de que se botaran los muros, se trabajó con los vecinos para ayudarlos a salir de sus actuales viviendas, entregándoles a los propietarios de las 22 casas del eje Mataveri la posibilidad de optar a un subsidio equivalente al monto de su actual inmueble, que les permitía la compra de casas nuevas o usadas dentro de la comuna o en zonas aledañas, como también el acceso a subsidios en nuevos complejos habitacionales dependientes de Serviu.Según agregan desde la Intendencia, los subsidios de arriendo se ofrecieron mientras se concretaba el proceso de compra o relocalización, oferta que se habría concretado luego que los propios vecinos lo solicitaran en abril. Esta información es ratificada por los pobladores de La Legua, quienes comentan que antes de esto, después de una balacera, ellos fueron a la Intendencia -durante el mandato de Claudio Orrego- a pedir apoyo sicológico y siquiátrico para los vecinos que presentaban problemas para acceder a trabajos y crisis de pánico. Pese a esto, señalan que “nunca fuimos a pedir que nos sacaran”. Como las balaceras continuaron, los vecinos replantearon su petición y 14 familias solicitaron ser trasladadas. Ante esto, se optó por blindar las casas de dos pisos con paneles de acero. “(Esa medida) Es una pelotudez y ahora se vuelve a cometer una segunda estupidez que es sacar a la gente y no sacar a los narcos”, comenta otro vecino de La Legua.Pobladores que se contactaron con El Dínamo, y que pidieron reserva de su identidad, confirman que fueron funcionarios de la Intendencia Metropolitana quienes ofrecieron los subsidios y que sólo cinco familias los aceptaron. De igual manera, aseguran que Carlos Acevedo era quien se acercaba a ellos con la oferta de acceder a casas en comunas como Rengo, Buin o Lampa. Y que ante las negativas, luego se les ofreció trasladarse a casas en calle Carmen.En paralelo, afirman que la actuación de Acevedo con ellos ha sido “nefasta” y que ha generado rechazo principalmente porque “se le está privando a una persona que quiere acceder legítimamente a su casa”a través de los ofrecimientos irregulares que le hizo a ellos. “Cuando él venía llegaba con un regimiento de pacos (…) Nosotros no somos así, somos personas de trabajo, no somos delincuentes. Eso también nos chocaba”.“El problema es que nosotros no queremos irnos lejos porque perdemos todas nuestras redes de acá: los colegios, el trabajo, la salud, las amistades y las redes que uno tiene acá en La Legua, si nosotros somos nacidos y criados en La Legua”, añaden los vecinos.$37 millones y $350 milEn concreto, la oferta consistía en un monto que alcanzaba los $37 millones para postular a la compra de una vivienda además de un subsidio de arriendo de $350.000. A esto, en algunos casos, se sumaban ofertas para los familiares de los vecinos.“El problema es que esto no se haya ofrecido en una mesa de trabajo con todos los vecinos, lo ofrecía por debajo. Te contactaba y te decía algo, u otro vecino le decía algo distinto, como un mafioso y te ‘mosqueaba’ todo el día, te buscaba a toda hora. Si el trabajo se hubiera hecho bien, quizás no habría nadie ahora acá, pero el trabajo se hizo mal, se hizo suciamente”, sentencia uno de los vecinos afectados, y agrega: “Está bien que nosotros seamos humildes, pero tenemos respeto y educación con la gente”.Las personas que se fueron, cuentan, habitaron por pocos meses las casas o se fueron a vivir con familiares. No así los que se quedaron, quienes valoran la obtención de sus viviendas después de años de haber sido arrendatarios o allegados, sumado a las inversiones hechas en mejoras.Los vecinos comentan que la razón para ser sacados era la “mala ubicación” de sus casas, las que están en la línea de fuego en las balaceras entre las dos bandas rivales. “Yo encuentro absurdo pelear tanto para blindar las casas, después nos ponen un muro de contención y ahora quieren que nos vayamos, es un gasto innecesario de plata”, comenta un matrimonio que vive en Mataveri. “Con el blindaje nos sentíamos un poco más seguros. Nosotros ya sabemos la dinámica que hay aquí cuando hay balas, nos avisamos por WhatsApp”.
 

La Declaración Universal de Derechos Humanos

Sábado 8 de Diciembre 2018
La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero y ha sido traducida en más de 500 idiomas.Artículo 16.1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.
2. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.
3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.Artículo 17.1. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.
2. Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.Artículo 18.Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.Artículo 19.Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.Artículo 20.1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.Me gustaComentar
 

Chadwick debe renunciar ahora.

Sábado 8 de Diciembre 2018
Chadwick debe renunciar ahora.
Me gustaComentar
 
08 diciembre 2018Compartir en:      LinkedInCondenan a 10 años de cárcel a tres exagentes de la CNI por homicidio calificado de un militante del PC en 1986Los criminales condenados, son Manuel Ángel Morales Acevedo, Pedro Javier Guzmán Olivares y René Armando Valdovinos Morales, quienes fueron los autores del asesinato de Marcelino Carol Marchandon Valenzuela, consignando que se trata de “un delito de lesa humanidad”.

La Suprema condenó hoy a tres exagentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI), la policía secreta de Augusto de Pinochet, a 10 años y un día de prisión como autores del homicidio calificado de un militante del Partido Comunista en 1986 en Santiago.

Según el fallo del máximo tribunal, los condenados, Manuel Ángel Morales Acevedo, Pedro Javier Guzmán Olivares y René Armando Valdovinos Morales, fueron los autores del asesinato de Marcelino Carol Marchandon Valenzuela y consideró que se trata “de un delito de lesa humanidad”.

Marchandon, de acuerdo con la sentencia, fue secuestrado, entre el 5 y el 6 de diciembre de 1986 por agentes de la CNI “después de haber sido entregado, según los antecedentes que obran en el proceso, por un exmilitante del Partido Comunista, amigo de la víctima, quien era informante de la CNI”.

Fue trasladado al Cuartel Borgoño, en el centro de la Santiago, “siendo ejecutado en las cercanías de dicho lugar por miembros de dicho aparato de inteligencia”.

La Justicia acreditó que los agentes de la CNI trataron de aparentar en el lugar un presunto intento de asalto al cuartel por parte de Marchandon previa a su muerte, “escenario que pretendió ser avalado con los dichos de los participantes”, agregó la Corte Suprema.

El informe de autopsia del fallecido consigna que la causa de la muerte es el traumatismo facio cráneo encefálico por bala y que registraba 10 impactos de bala y otros tantos por perdigones.

La sentencia se resolvió en un fallo divido en la segunda sala de la Corte Suprema tras acoger un recurso de casación deducido en contra del fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, según el cual correspondía aplicar media prescripción, lo que fue desestimado por el máximo tribunal.

La sentencia también absolvió a otros dos exagentes de la dictadura, Héctor Osvaldo Obal Labrín y Carlos Adrián Kramm Soto, al no haberse acreditado su participación en los hechos.

Durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), conforme a cifras oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas.
 
08 diciembre 2018Compartir en:      LinkedInPor Mario López M.

Copia del expediente tenido a la vista en exclusiva por Cambio21, da cuenta de que la mentira de años no tenía ningún asidero. El entonces capitán Osvaldo Heyder no se suicidó, tampoco sustrajo fondos y terminó siendo ascendido. 

Una lucha por años silenciada de su hija, Cecilia, pareciera llegar a su fin. A pesar de que casi la mitad del expediente está censurado o tarjado, lo que no permite conocer detalles del crimen, en el Ejército se reconoce la intervención de terceros. 

Por años, en dictadura e incluso en democracia, se mantuvo una mentira que escondía un asesinato. Se aseguró por décadas que un capitán de Ejército destinado a Talca, el 5 de junio de 1975, se habría suicidado. La razón, esgrimieron en aquel entonces, sería que el oficial tenía serios problemas de faldas y líos económicos, pues se habría apropiado -o desviado-, fondos institucionales.

Ante la inconsistencia de las aseveraciones oficiales, contradictorias entre otros con los dichos de los dos uniformados que lo encontraron al interior de su vehículo particular esa fatídica mañana a las 11:10 horas, salió la segunda versión: lo mató un comando marxista. Incluso se acompañó al proceso un panfleto mimeografiado de un presunto grupo extremista, denominado “Los que jamás olvidan”, que se habría atribuido el crimen.

Jamás investigaron  

Pero la verdad era otra, y siempre lo supieron. Un informe de fecha 31 de julio de 1975, emanado del coronel (J) Gonzalo Urrejola y dirigido al comandante en jefe de la Tercera División del Ejército, sostenía: “… debo expresar a US., que la investigación ha sido bastante incompleta, máxime si se considera la gravedad y trascendencia del hecho”. 

Y era cierto, nadie quiso -o nadie se preocupó-, de recabar las más mínimas pruebas: “se omitieron varias diligencias importantes, que ya no es posible realizar con éxito. Desde luego un peritaje inmediato del arma hallada en poder de Heyder habría podido determinar el momento en que fue disparada, pues los residuos y el olor de la pólvora persisten por un periodo aproximado a las 24 horas. Ello es especialmente relevante si se tiene en cuenta que el informe de autopsia expresa que el hígado del occiso estaba ‘tibio’, lo que prueba una muerte reciente. El indicado peritaje habría incluido también el examen de las huellas dactilares”, asegura el mentado oficio.

“Se echa de menos también una inspección ocular al sitio del suceso y al vehículo en que fue hallado Heyder para determinar con la máxima precisión si hubo algún forcejeo o agresión; impactos de bala, vainillas halladas, etc., levantando el acta respectiva”, consigna el coronel Urrejola. También critica el primitivo informe del legista que dijo que era suicidio, por ser “somera”. 

Lo mataron en acto de servicio

El entonces comandante en jefe de la Tercera División del Ejército era el general Nilo Floody. Este, al conocer los antecedentes, no solo compartió las apreciaciones del fiscal, en el sentido que debió haberse hecho más para aclarar el crimen, y pasó los antecedentes al entonces comandante en jefe del Ejército, Augusto Pinochet, el que por muchos años los sumió en el más absoluto olvido.

Tiempo más tarde la Corporación Nacional de Verdad y Reconciliación –continuadora de la labor iniciada por la Comisión Rettig-, le concedió al capitán Heyder la condición de víctima de violencia política. 

Para su hija, quien por años se ha jugado por que se devele la verdad y se limpie el nombre de su padre, no ha sido fácil entrar al mundo de los DDHH. 

Han dicho que Heyder era de la DINA, lo que no es efectivo; sí es verdad que desde antes del golpe formaba parte del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) y que tras el 11 de septiembre le ordenaron seguir en esa área, por lo cual debió coordinar con la DINA. También se afirma que cuando dirigía la Sección de Inteligencia del Ejército en su unidad, el Regimiento Maipo de Valparaíso, fue bondadoso en su trato hacia a los prisioneros, y que por ello habría entrado en conflicto con la gente de Manuel Contreras. 

Lo asesinaron: ¿Quién y por qué?

Si bien quedó establecido que fue asesinado y que no cometió los ilícitos que le imputaron para justificar el presunto suicidio, no se ha determinado quiénes lo ultimaron y cuál fue el motivo de ello. La historia contada a este medio por personas que lo conocieron en la Quinta región, da cuenta que ayudó siempre a quienes estaban presos por sus ideas tras el golpe de Estado. Gran parte de aquellos con los que Cambio21 se contactó, dan fe que varios salvaron de morir o estar desaparecidos gracias a sus gestiones. 

Corría 1974, apenas había pasado un año del golpe y en el país campeaban los abusos de la dictadura. La DINA, organizada en “Brigadas” y estas en “agrupaciones”, devastaba los aparatos políticos de los partidos opositores que trataban de vivir en clandestinidad. Una de esas agrupaciones, denominada “Vampiro”, integrante de la Brigada “Caupolicán” de la DINA, recaló en Valparaíso. Objetivo: exterminar a la dirigencia regional del MIR.

No les fue difícil capturar a sus más importantes líderes en el puerto. El jefe de aquella operación fue el otrora teniente Fernando Lauriani, alias “El teniente Pablito”. Los presos fueron trasladados al regimiento Maipo, donde fueron brutalmente torturados. Presos -entre ellos el entonces líder del MIR en la zona, Erick Zott-, recuerdan que Heyder se opuso a esa brutalidad y se mostró contrario a Lauriani, lo que terminaría costándole caro. 

El SIM del Regimiento Maipo, encabezado por el capitán Heyder, ayudó en las capturas, no en los interrogatorios. 

El enfrentamiento con la DINA

El testimonio judicial de la “flaca Alejandra” confirma los dichos de los presos de Valparaíso: En 2003 la Brigada de DDHH de la PDI la interrogó. En esa oportunidad reconoció que después de estar en Valparaíso “me enteré que Fernando Lauriani había tenido problemas con un oficial importante del regimiento Maipo, quien no estuvo de acuerdo con los métodos utilizados por el encargado de los interrogatorios (Lauriani); es decir, con la aplicación de torturas en los interrogatorios (...) Esta situación la recuerdo muy bien, por cuanto fue la primera vez que escuchaba que algún militar estuviera totalmente en contra de los métodos de la DINA y les encarara los interrogatorios o la aplicación de torturas”.

No fue lo único. Una fuerte discusión entre Lauriani y Heyder se originó porque este último protegió a una mujer que estaba presa y embarazada y que, de hecho, dio a luz en el mismo regimiento, un par de gemelas. Se trataba de Liliana Castillo Rojas, esposa de Neftalí Carabantes Olivares, quien hasta hoy se encuentra desaparecido. “Osvaldo (Heyder) dispuso todos los recursos a disposición para que el parto y la convalecencia fueran satisfactorios, a pesar de que Lauriani se opuso a los ‘tratos especiales’ aplicados”, relató Zott a PDI.

También recuerda otro hecho ocurrido a fines de 1974, oportunidad en que se le acercó Heyder “preguntándome qué podía hacer por nosotros, haciendo presente que por mí no estaba en condiciones de intervenir. Yo le solicité que, bajo el pretexto de diligencias pendientes, solicitara que las mujeres permanecieran en el regimiento”. Pocos días después 15 de los prisioneros fueron trasladados a Santiago. Un grupo de ellas logró quedarse allá, gracias a las gestiones de Heyder. 

Fernando Lauriani se encuentra condenado por estos hechos y la desaparición de ocho de los que fueron trasladados. Un mes más tarde Heyder sería trasladado a Talca, donde fue asesinado.

Un hecho revelador. El arma con que habría sido asesinado el capitán, habría provenido de la Colonia Dignidad, lugar donde se encontraron tres fichas asignadas a él. Una declaración del ex guardaespaldas de Paul Schäfer, Kurt Schnellenkamp, reconoció conocer el nombre de un tal “Heide” o “Heiden”, respecto del cual –dijo- “no puedo decir si este corresponde a Osvaldo Heyder. Sobre este ‘Heiden’ se discutía bastante en la colonia, aunque de forma reservada”. 

Un dato no puede pasar inadvertido: Lauriani y Moren Brito, en declaraciones judiciales, reconocieron haber estado en Talca en junio de 1975, enviados por Manuel Contreras.

“Se ha limpiado el nombre de mi padre”

Cecilia Heyder, hija del asesinado capitán de Ejército, es clara: “Mi objetivo era limpiar el nombre de mi padre, demostrar que no se suicidó y que no se apropió de dineros, como se dijo en su oportunidad para justificar el presunto suicidio”, dijo a Cambio21.

Hoy los restos del militar descansan en el panteón de los altos mandos del Ejército. El hecho es indiciario. “Si hubiera tenido mal comportamiento o hubiera hecho aquello de que se le acusaba, no estaría allí”, dice su hija.No se crea que todo ha sido fácil para Cecilia Heyder: "Pasé 5 meses tratando de visitar a mi papá en el mausoleo militar, donde siempre la puerta estaba cerrada. Después de muchas visitas y peleas, tuve una entrevista con el director del cementerio, quien me explicó que él no tenía atribuciones para facilitarme el acceso, ya que es un mausoleo institucional y del Ejército". "Llegue a la dirección del Ejército con el dolor de mi alma, mientras recorría los pasillos quería llorar no se imagina la angustia, hablé con el coronel a cargo y le dije de todo, 'no les basto que me arrebataron la posibilidad de crecer junto a mi padre, me perdí su cumpleaños y aniversario por esa maldita puerta cerrada. Uds. ¡SI! Uds. lo asesinaran ahora lo secuestran', les dije. No se puede imaginar la impotencia que sentía mientras hablaba, me corrían las lágrimas, le pregunté si tenía que hacer una acción legal o pagar por visitar que me lo dijera"

"Después de muchas disculpas y más disculpas, para que me quedara tranquila, me entregaron una copia de la llave”, relata Cecilia Heyder.

Está cansada, enferma –reconoce-, duda que pueda resistir en un juicio tratando de buscar quién lo mató y por qué, aunque dice tenerlo claro. No solo por su estado de salud, sino porque no cree en la justicia en Chile y porque no le interesa recibir dinero “a cambio de la vida de mi padre. Ni todo el oro del mundo me lo devolverá, ninguna suma me devolverá a mi familia que se desintegró desde el mismo momento de la muerte de mi padre”.

“Me queda que es inocente, que lo ‘castigaron’ por dar un trato humanitario a personas que estaban presas por la DINA, que lo mandaron a Talca y en ese lugar le pasaron la cuenta”, reflexiona. En la medida de sus medios, dice que seguirá investigando quién lo mató y por qué.

Tampoco cree que el Ejército coopere para saber aquello, a pesar que asegura que esa información existe y los militares la conocen. Incluso confidencia que un criminal, cuyo nombre prefiere mantener en reserva y que está encarcelado en Punta Peuco, se contactó con ella para “hablar sobre su padre”. Se negó a ir, sería mal interpretado, asegura. “¿Cómo les voy a creer a aquellos que aseguraron que era natural que mi padre fuera a hacer guardia solo y en su vehículo particular, a una torre de Entel, donde lo mataron?

“El Ejército me masca, pero no me traga”, reconoce, agregando que “siento impotencia que la causa esté sobreseída y no se haya seguido investigando para conocer a los autores del crimen. Lo de mi padre fue otro montaje. En el Ejército ya no se enseña el honor militar, salvo unos pocos que he conocido últimamente, nobles y con honor. En el resto hay una cofradía donde se protegen unos a otros”.

Heyder pasa a formar parte de los héroes olvidados

Los testimonios de personas que fueron presos políticos y que reconocen en Heyder a alguien distinto y que incluso se jugó por ellos -sumado a los propios dichos de agentes del Estado de aquella época que participaron de la violación de los DDHH y que confiesan que el capitán se rebeló ante el poder y atrocidades de la DINA-, unido a este expediente en su parte sumario, que muestra y acredita que no se suicidó ni que cometió los ilícitos con que buscaron denigrar su nombre, lo hacen merecedor de formar parte de aquellos militares que en silencio se opusieron a crímenes de la dictadura.

Quizás aún falte precisar más algunos detalles de su paso por Valparaíso, pero al menos aquellos que lo conocen dan fe de que sí se jugó en contra de la banda de Manuel Contreras.

La lista de los verdaderos héroes del Ejército y el resto de las FFAA tienen otro nombre: el del capitán Osvaldo Federico Heyder Goycolea, asesinado en 1975 por la DINA. Este se suma a los Luis Iván Lavanderos Lastate, mayor asesinado en octubre de 1973, en Santiago, por auxiliar a prisioneros del Estadio Nacional. Al cabo 2° Manuel Nemesio Valdez, apresado el 18 de noviembre de 1974 en Escuela de Caballería de Quillota, hoy detenido desaparecido. A Juan Calderón Villalón, oficial de Marina, asesinado el 29 de septiembre de 1973 en Pisagua, a Michel Nash, asesinado en 1973 en Pisagua por no asesinar a chilenos. ​

Allí también otro marino, Juan Jiménez Vidal, fue asesinado el 29 de septiembre de 1973. Alberto Salazar Briceño, oficial (r) de la Armada, fue asesinado el 23 de junio de 1979 en Concepción. ​Juan Cárdenas, sargento, fue torturado y exiliado. ​Rodolfo Alfaro Repfening, suboficial, torturado, dado de baja y también exiliado. El nombre del general Alberto Bachelet, padre de la Presidenta Michelle Bachelet, asesinado durante el periodo de privación de libertad. A él se suman el general Jorge Poblete. El coronel Carlos Ominami Daza, padre del ex senador Carlos Ominami. El coronel Rolando Miranda, los capitanes Jorge Silva y Ernesto Galaz y tantos otros detenidos, torturados, exiliados, ejecutados o hechos desaparecer.

Tantos más prefirieron sufrir la bestialidad de la dictadura antes de renunciar a sus principios.
 
08 diciembre 2018Compartir en:      LinkedInEl abogado de Carabineros, Cristián Inostroza Quiñiñir, quien ya declaró ante el Ministerio Público por el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca el pasado de 14 de noviembre fue despedido de su cargo de asesor legal en la institución.  

El profesional fue la persona que preparó la primera declaración de los ex miembros del Gope ante la fiscalía, en la cual los uniformados habrían mentido respecto de cómo ocurriendo los hechos al asegurar que no habían grabado el operativo que terminó con la muerte del joven mapuche en Ercilla y que el incidente se produjo durante un enfrentamiento. Por esto, uno de las aristas actualmente investigada por el Ministerio Público es obstrucción a la investigación, luego de que salió a la luz que un efectivo, el sargento Raúl Ávila, sí portaba una cámara GoPro y grabó el operativo posterior a un asalto a tres profesoras.Ávila aseveró que había destruido la tarjeta de memoria por contener imágenes privadas, pero posteriormente su defensor Javier Jara, aseveró que el oficial “no manipuló la evidencia”.
Además, fue removido el mayor Manuel Valdivieso, quien se desempeñaba como jefe del Grupo de Operaciones Especiales (Gope) de la institución uniformada en La Araucanía, y que inicialmente fue trasladado a Talca, según señala La Tercera.

Respecto de Valdivieso se investiga su presencia en la comisaría de Pailahueque en las horas posteriores al crimen de Catrillanca cuando aún permanecían en el lugar los imputados: los exsargentos Carlos Alarcón y Ávila, el exsuboficial Patricio Sepúlveda y el excabo Braulio Valenzuela. 
 

La grieta del general Soto con La Moneda


Autor: Leslie Ayala y María José Ahumada DOM 9 DIC 2018 |  01:06 AMFOTO: MARIO TÉLLEZ / LA TERCERAPor primera vez desde que Hermes Soto asumió como general director de Carabineros, hace ocho meses, el Ejecutivo evaluó su continuidad en el cargo. Esta semana, La Moneda fue informada de una reservada cita del general Christian Franzani con los imputados por la muerte de Camilo Catrillanca en la fiscalía, lo que provocó la intervención del líder de la policía uniformada, quien fue citado todos los días a Palacio. Once oficiales llamados a retiro o dados de baja es -hasta ahora- el saldo de la crisis.La primera grieta que se abrió en la relación entre el general director de Carabineros, Hermes Soto, y La Moneda se materializó el lunes 3. Ese día, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, citó a una reunión de emergencia a la máxima autoridad de la policía uniformada y a los cinco generales inspectores de su Alto Mando. La reunión, realizada a las 14.30 horas -que duró 45 minutos- se originó tras la molestia que provocó en el Ejecutivo un video filtrado el día anterior en que uno de los ex Gope -imputado por el asesinato del joven mapuche Camilo Catrillanca y que se encuentra en prisión preventiva en una comisaría- aseguraba que hubo gente dentro de la institución que “los había hecho mentir” a la fiscalía.En el encuentro, que encabezó el propio Presidente Sebastián Piñera -al que se sumaron Chadwick y el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla- y en el que también estaba presente el entonces general inspector de Orden y Seguridad, Christian Franzani, a quien se terminó pidiendo la renuncia el viernes 7 por “falta de control eficiente que hubiera permitido información fidedigna”, según se lee en el oficio de dimisión, solamente hablaron dos asistentes: el Mandatario y Soto.La cita tuvo un sabor amargo no solo para Soto, sino que también para La Moneda. Hace ocho meses -en la primera decisión política importante desde el regreso de Piñera a La Moneda-, el Mandatario ungió al general como jefe máximo de Carabineros tras la abrupta caída de su antecesor, Bruno Villalobos, quien anticipó su renuncia al cargo el primer día del gobierno, en medio de cuestionamientos a su rol en la denominada Operación Huracán, en la que se investiga fabricación de pruebas para inculpar a líderes mapuches en atentados terroristas en La Araucanía por parte de personal de Inteligencia de Carabineros.NOTICIAS RELACIONADASDaniel Muñoz encabeza elenco de la película de Alexis Sánchez9 DIC 2018Alejandro Sanz, cantautor: “Veo a mucha gente abstraída de la realidad”9 DIC 2018Ministro de Vivienda y Urbanismo: “Estamos preparados para hacer integración social en el m2 más exclusivo de Chile”9 DIC 2018“El Chapo Guzmán era muy austero, no usaba ropa de marca ni joyas”, según su abogado mexicano9 DIC 2018Francisco Ugarte, la carta más probable de los chinos para SQM9 DIC 2018No ha pasado un año y una nueva crisis, asociada al conflicto mapuche, estallaba de nuevo al interior de la policía uniformada. Fuentes de La Moneda comentaron el tenso ambiente de la cita, en la que la voz del Mandatario se hizo escuchar con fuerza. “No está en discusión el apoyo que el gobierno tiene hacia Carabineros, pero en esta situación ustedes tienen responsabilidades”, enrostró Piñera a los uniformados. “No vamos a aceptar este tipo de conductas”, remató.Soto, el subdirector de la policía uniformada, Álvaro Altamirano, y los generales inspectores Fernando Riveros, Fernando Petit, Rafael Jiménez, José Rivera, Kurt Haarmann y Franzani entendieron que ya no existía más espacio para errores y los oficiales se retiraron con la orden presidencial de volver a reconstruir una vez más cada detalle de lo ocurrido tras la muerte de Catrillanca. “Sí, Presidente, nos vamos con una misión clara”, dijo Soto.Pocas horas antes, Chadwick ya le había pedido a Hermes Soto un sumario administrativo al interior de Carabineros para determinar por qué el exsargento Carlos Alarcón pudo ingresar una cámara de video y por qué señala que lo “hicieron mentir”.El miércoles 5, el general director llegó nuevamente a La Moneda, en una escena que se hizo recurrente a diario la semana pasada. Esta vez, Soto entregó al ministro Chadwick y al subsecretario Ubilla una minuta en la que estaba una pormenorizada cronología de los hechos vinculados al accionar de Carabineros desde que falleció Catrillanca.El documento terminó por sellar la suerte del general Franzani, al revelarse los detalles de sus reuniones con los principales imputados por el homicidio del comunero mapuche que no estaban en conocimiento de La Moneda y, según aseguró el mismo Soto, tampoco de él.Esa desinformación trajo costos para el propio general director, ya que también comenzó por primera vez a esbozarse en las más altas esferas de Palacio la posibilidad de removerlo no por sospechas de estar implicado en alguno de los episodios que trataron de ocultar el asesinato de Catrillanca, pero sí por -de acuerdo a un alto personero de La Moneda- aún mantenerse en la estructura de los uniformados “viudos” del exgeneral Bruno Villalobos que le podrían estar ocultando información.Con todo, en círculos oficialistas comenzó a surgir el nombre del general Haarmann -exedecán de Chadwick- como carta de sucesión.La minuta en cuestión terminó por convencer a La Moneda de intervenir las futuras decisiones de Soto, quien desde ese momento ha tenido que concurrir diariamente a la sede de gobierno y visar cada una de sus decisiones con el subsecretario Ubilla.Una arenga en Pailahueque“¡Ustedes son Carabineros de Chile! ¡Ustedes trabajan para darles seguridad a millones de chilenos!”. Con esas palabras, el entonces general inspector de Orden y Seguridad, Christian Franzani, hizo arribo cerca de la 1 AM del jueves 15 a la 2° Comisaría de Fuerzas Especiales de Pailahueque.En el lugar, una decena de efectivos de Fuerzas Especiales y del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope) esperaba intranquilo. Ya un grupo había partido, hacía una hora y media, hasta la Fiscalía de Collipulli a declarar tras la muerte de Catrillanca.A las 19 horas, el fiscal Enrique Vásquez había citado a los partícipes del operativo policial en que murió el comunero mapuche para testificar sobre lo ocurrido en Temucuicui después del robo de autos a cuatro profesoras de la Escuela Santa Rosa, en Ercilla.Al llegar, Franzani -el uniformado de más alto rango que arribó esa noche desde Santiago a La Araucanía en compañía del abogado Alejandro Sobarzo- se reunió con los mandos locales, entre ellos el general de Orden y Seguridad de esa zona, Mauro Victtoriano, y el prefecto de Fuerzas Especiales coronel Iván Contreras.Pero lo que indignó a La Moneda, y que fue parte del contenido de la minuta entregada por Soto el miércoles 5 a Chadwick y Ubilla, fue el encuentro que esa madrugada protagonizó Franzani con los cuatro carabineros actualmente imputados por homicidio y obstrucción a la investigación de la muerte de Catrillanca.La reunión -según la información proporcionada por Soto- se produjo entre las 3.00 y las 4 A.M. del jueves 15 de noviembre, y durante ella Franzani hizo una suerte de arenga a los uniformados.Las palabras del general fueron pronunciadas en la propia Fiscalía de Collipulli, donde el aún general se reunió con los cuatro sargentos del Gope que iban en la tanqueta que participó del operativo en el que murió el comunero mapuche y que hoy están en prisión preventiva: Carlos Alarcón, Raúl Ávila, Braulio Valenzuela y Patricio Sepúlveda.La versión de Carabineros -que aparece detallada en la minuta que Hermes Soto entregó al gobierno- es que Franzani habría ido a dar “apoyo” a los uniformados.Las sospechas de la fiscalía y de La Moneda recaen no solo en la reserva en la que se había mantenido la cita de Franzani, sino que también en la inusual hora en que esta se produjo. Más aún, porque en esos instantes solo habían declarado dos de los Gope implicados en el operativo, Sepúlveda (quien inició su declaración a las 0.08) y Valenzuela (quien hizo lo propio a la 1.50), pero no lo habían hecho aún los sargentos que habían disparado contra el tractor que conducía Catrillanca y en el que, además, se desplazaba un adolescente de 15 años que fue detenido.Según el expediente, el interrogatorio a Alarcón comenzó a las 3.45 horas, mientras que Ávila (quien dijo haber destruido la tarjeta de memoria de la cámara GoPro que portaba en su casco al momento del operativo) empezó a declarar a las 5.15 horas de ese día.Esas no fueron -sin embargo- las únicas diligencias que realizaron miembros del Alto Mando en las horas inmediatamente posteriores a conocerse la muerte de Catrillanca.Según ya estableció la fiscalía, la tarde de ese miércoles 14, tras constatarse la muerte del comunero en el Cesfam de Ercilla, se produjeron varios llamados entre el general Victtoriano y Franzani.Al interior de Carabineros desdramatizan el activo rol de este último ante la crisis producida en Temucuicui, debido a que cada vez que hay un tema complejo que involucre a Fuerzas Especiales y de Orden, es él quien viaja para afrontar las contingencias.Pese a ello, la fiscalía ya decidió que citará a declarar al general (R) Franzani por estos hechos. Lo que aún no decide el equipo que dirige el fiscal Roberto Contreras es en qué calidad lo hará.Hasta el momento, dicen fuentes de la indagatoria, sería como testigo, debido a que un nuevo testimonio del exsargento Alarcón -autor confeso de los disparos a Catrillanca- entregado esta semana apunta al abogado civil de Carabineros, Cristián Inostroza Quiñiñir, quien acompañó a los Gope en las declaraciones en que renunciaron a su derecho a guardar silencio y que, además, fue interrogado esta semana por el Ministerio Público como imputado, como quien los habría instado a faltar a la verdad en sus primeras declaraciones ante la fiscalía. El profesional fue desvinculado de la institución el viernes 7, junto con la salida de Franzani.Hasta ahora, son 11 los uniformados -entre ellos dos generales- que han sido removidos de sus cargos por la crisis generada en La Araucanía. El destino de dos de ellos -el general Victtoriano, que declaró esta semana como imputado, y el coronel Iván Contreras- se selló luego de conocerse una reunión que encabezaron a las 21 horas del miércoles 14 de noviembre con los cuatro sargentos del Gope involucrados en el operativo de Temucuicui cuando aún Franzani no llegaba a la zona.En la minuta que entregó Soto a La Moneda la máxima autoridad de Carabineros calificó el encuentro de “imprudente”, porque el fiscal Vásquez trataba de ubicar incansablemente al mayor Manuel Valdivieso -jefe de los Gope quien será en los próximos días citado a declarar como imputado- y al subprefecto de la Prefectura de Fuerzas Especiales José Correa para que los sargentos fueran a declarar, diligencia a la que se presentaron recién pasada la medianoche. El viernes 7, Valdivieso y Correa se sumaron a la lista de uniformados a los que La Moneda ha pedido la renuncia en este caso.Cursos de DD.HH y “multiculturalidad”Mañana, a las 14 horas, Soto llegará nuevamente a La Moneda para una reunión con Chadwick y Ubilla. En la ocasión, el subsecretario le entregará al general director una serie de medidas administrativas para solucionar la crisis que se ha generado en Carabineros tras la muerte de Catrillanca.Fuentes de La Moneda adelantaron a Reportajes que la primera decisión apuntará a la injerencia directa que tendrá Ubilla en todas las decisiones administrativas que se tomen en Carabineros.Además, se creará una Unidad de Denuncias de Conductas Indebidas de Carabineros, una nueva instancia en que, de forma anónima, los uniformados podrán denunciar a sus mismos pares cuando sospechen o tengan conocimiento de que están cometiendo conductas fuera de la ley.También se profundizará la formación de Carabineros en materia de derechos humanos, para lo que se aumentarán las capacitaciones en este tema y el gobierno dará un rol activo al Instituto de Derechos Humanos para definir el programa que se presentará en las clases en la Escuela de Carabineros.En una señal directa a la cuestionada actuación de los uniformados en La Araucanía, La Moneda decidió capacitar en temas de multiculturalidad a los efectivos que cumplen labores en esa zona.Un capítulo clave de la cita de Soto con las principales autoridades de Interior apuntará a las medidas de seguridad que se tomarán en la zona de conflicto mapuche. La idea de Carabineros -según adelantó a La Tercera el sábado 8- será poner en discusión la permanencia del Gope, el denominado Comando Jungla, en la “zona roja” -Ercilla, Angol y Collipulli-. En La Moneda, sin embargo, sostuvieron que esa posibilidad solo será autorizada si los uniformados son reemplazados por otros efectivos de Fuerzas Especiales.Tensión oficialistaLa crisis con Carabineros también afectó la relación entre parte de Chile Vamos y La Moneda.La primera señal de molestia se dejó ver a primera hora del lunes 3, durante el comité político que reúne a los ministros de Palacio con las directivas de los partidos oficialistas. Quienes participaron de la cita dicen que se trató de un encuentro tenso, donde el presidente de RN, Mario Desbordes, y el jefe de bancada de senadores de la UDI, Víctor Pérez, cuestionaron el actuar del Ejecutivo respecto de Carabineros y pidieron que se entregara el máximo respaldo a la institución.“A la fecha, lo único que tenemos son cuatro carabineros presos”, señaló el senador Pérez. Parte de su reclamo apuntaba a que en la zona se siguen cometiendo delitos, sin embargo, quienes se encuentran privados de libertad son los encargados de resguardar la seguridad de la zona.El titular de Interior -dicen quienes participaron del comité- contestó las críticas y aclaró que el respaldo de Carabineros jamás ha estado en duda, sin embargo, agregó que en La Moneda no se van a “amparar conductas de Carabineros fuera de la ley”, asegurando que han existido negligencias graves tras la muerte de Catrillanca.Pero la UDI quiso dejar en claro su postura frente a la situación y, tras la dura reunión del lunes de Piñera con el Alto Mando de la institución, el martes 4 a las 12 del día, la UDI acudió a la Dirección General de Carabineros para entregar su respaldo a Soto.Consciente de las inquietudes oficialistas, el Presidente Piñera cerró la semana con un gesto a la policía uniformada: “Quiero expresar mi gratitud y mi aprecio a Carabineros de Chile y, por supuesto, condenar con toda fuerza a esos pocos que se apartan de su juramento”, señaló.
 

CHILE QUIERE JUSTICIA MIL MANOS PARA BORGOÑO.

Domingo 9 de Diciembre 2018
MIL MANOS PARA BORGOÑO.Marcos Rodriguez G.
ARI y DDHH.ver video aquiYOUTUBE.COMGRACIAS A TODOS Y TODAS MIL MANOS POR BORGOÑO.Sábado 9 de Diciembre 2018. Marcos Rodriguez G. Medio Independiente ARI y DDHH.Me gustaComentar
 

Mil manos para Borgoño.

Domingo 9 de Diciembre 2018
Mil manos para Borgoño.Marcos Rodriguez G
Medio Independiente ARI y DDHH.ver video aquiYOUTUBE.COMROBERTO WEIBEL Y MIREYA GARCIA EN MIL MANOS PARA BORGOÑO.Sábado 8 de Diciembre 2018 Marcos Rodriguez G. Medio Independiente ARI y DDHH.Me gustaComentar
 

DISCURSO AFUERA DE LA CORTE SUPREMA DE CHILE.

Domingo 9 de Diciembre 2018.
Este Viernes 7 de Diciembre la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos realizamos la vuelta 113 por Verdad y Justicia.Marcos Rodriguez G
Medio Independiente ARI y DDHH.VER VIDEO AQUIYOUTUBE.COMDISCURSO DE ROBERTO WEIBEL AL TERMINO DE LA VUELTA 113 POR VERDAD Y JUSTICIA.Viernes 7 de Diciembre 2018. Marcos Rodriguez G…Me gustaComentar
 

CHILE PIDE JUSTICIA.

Domingo 9 de Diciembre 2018.
Este Viernes 7 de Diciembre la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos realizamos la vuelta 113 por Verdad y Justicia.Marcos Rodriguez G
Medio Independiente ARI y DDHH.ver vídeo aquíYOUTUBE.COMAFDD y AFEP REALIZO LA VUELTA 113 EXIGIENDO VERDAD Y JUSTICIA AHORA.Viernes 7 de Diciembre 2018 Marcos Rodriguez G. Medio Independiente ARI y DDHHMe gustaComentar
 

VUELTA 113 POR VERDAD Y JUSTICIA.









 Domingo 9 de Diciembre 2018.
Este Viernes 7 de Diciembre la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos realizamos la vuelta 113 por Verdad y Justicia.Marcos Rodriguez G
Medio Independiente ARI y DDHH.
 

MARIANO PUGA CURA DE LOS POBRES.











Domingo 9 de Diciembre 2018
Este domingo estuvimos acompañando a Mariano Puga en su misa dominical, hasta el lugar llegó mucha gente de regiones, ya que este 30 de Diciembre realizará la última misa en Villa Francia, los Invitamos a tod@s a despedirlos.
MOTIVACIÓN: No somos una iglesia que se encierra en sus quehaceres,al contrario,somos una iglesia abierta,que tiene conciencia de lo que acontece en nuestro país y en el mundo.en nuestra población,en nuestra comuna.Marcos Rodriguez G
Medio Independiente ARI y DDHH.
 
EN TENO, CURICÓ
Alex Muñoz García fue encontrado sin vida al interior de su hogar. "Si usted me pregunta, yo como lo vi el viernes, entusiasmado, como para ir al cierre de los cursos, no había ningún indicio para que este niño se hubiese suicidado", señala un integrante del Movimiento Despierta la Montaña.EL CIUDADANODECEMBER 10, 2018La mañana de este domingo fue hallado muerto al interior de su vivienda en el sector de Santa Adela, camino La Montaña, en Curicó, Álex Muñoz García, activo dirigente sindical de la empresa Paneles Arauco de Teno, perteneciente a la familia Angelini.De acuerdo a lo que publicó el medio Teno Informado, citando al Movimiento Despierta la Montaña, al que habría pertenecido Muñoz, este último “llevaba adelante una serie de peticiones a la empresa por las condiciones laborales que se viven al interior de su planta en Teno, específicamente luego de dos explosiones que expusieron la vida de sus trabajadores”.ALEX MUÑOZEn conversación con el medio Piensa Prensa, José Morales Contreras, dirigente de la agrupación Despierta la Montaña y cercano a Alex, sostuvo que lo que a ellos se les informó es que el trabajador se habría suicidado. Sin embargo, al ser consultado por esta tesis, sostuvo lo siguiente: “Si usted me pregunta, yo como lo vi el viernes, entusiasmado, como para ir al cierre de los cursos, no había ningún indicio para que este niño se hubiese suicidado (…) Nunca lo vi con problemas, siempre lo veía en la calle con su hija en bicicleta”.Junto con ello, Morales apuntó a que con anterioridad al interior de Despierta la Montaña “se empezó a especular que podía haber algo como lo de Puchuncaví, estábamos viendo que a alguien podían hacerle algo”, en referencia a la extraña muerte de Alejandro Castro, ocurrida recientemente. “Cómo es posible que otro dirigente sindical se haya querido suicidar”, añadió.Hasta el hogar del fallecido Alex Muñoz concurrió personal de la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) de la PDI de Curicó, y su cadáver fue trasladado al Servicio Médico Legal (SML) con el objeto de aclarar si existe o no participación de terceras personas en su deceso.
 

OPINIÓN


El general no tiene quien le escribapor  10 diciembre, 2018A diferencia de Bachelet con Villalobos, Sebastián Piñera no dudará si debe tomar la decisión de sacar a Hermes Soto. El Presidente sabe que el giro que han tenido con Carabineros, desde el 14 de noviembre a la fecha, es una tabla de salvación para poder mantener a flote una de sus promesas de campaña que más sobreexpectativas creó en la región –ganó con un 62%– y el país: terminar con la violencia en La Araucanía. Y, claro, el magro resultado de 37% de aprobación en las encuestas CEP y Criteria, conocidas el viernes pasado, son un incentivo para tomar medidas que ayuden a mejorar la percepción pública, aunque para ello deba despedir a un general nombrado por él mismo hace unos pocos meses.  
El 14 de noviembre quedará como esos días en los que se produce un punto de inflexión, en que la historia hace un giro, un momento, una fracción de tiempo que desnuda una realidad, que deja al descubierto las debilidades, inconsistencias y errores que, de otra forma, no podrían salir a la luz. Los disparos ejecutados por el sargento Carlos Alarcón no solo derrumbaron al Plan Impulso Araucanía –a dos meses de su estreno–, sino que además dejaron en evidencia la profundidad de la crisis de Carabineros. El fraude millonario llamado “Pacogate” y la Operación Huracán son los capítulos que antecedieron a esta suerte de tragedia para Carabineros. Su 14N.Lo cierto es que la historia, que comenzó con un –ya a estas alturas– sospechoso robo de vehículos en una escuela ubicada en el centro de la zona de conflicto, ha tenido un giro que aún puede deparar mayores sorpresas. Solo recordemos que el propio general director se desplazó a la región dos días después y en su momento declaró que lo hacía para apoyar al personal policial del Comando Jungla. Además de lo confuso de la aseveración –había resultado muerto un comunero en manos de sus subordinados–, Hermes Soto olvidó señalar lo más relevante: que el ministro Chadwick lo había obligado a dirigirse hacia el lugar de los hechos. La cadena de errores, entrega de información falsa, cambios de testimonios y participación de altos oficiales en el episodio, supera la imaginación del equipo más creativo de Netflix.Pero lo más grave es que aquí, al parecer, hubo una intervención directa, planificada y consciente de abogados, coroneles y generales para “instruir” a los sargentos involucrados, de manera de entregar una versión que disminuyera la gravedad de los acontecimientos y afectara lo menos posible la ya dañada imagen y reputación de Carabineros. ¿Cómo es posible que el ex general inspector de Orden y Seguridad, es decir, el segundo de a bordo en la institución llegara de madrugada al lugar en que estaban entregando declaraciones los inculpados y se reuniera con ellos entre interrogatorio e interrogatorio? ¿Es que acaso el mensaje entregado en un video por el ex sargento Alarcón, en que el señaló que los habían “obligado a mentir” fue una manera de protegerse y advertir al alto mando que podría entregar detalles de su afirmación al fiscal?En esta cadena de intrigas, el general Hermes Soto ha quedado en la mira y con un daño severo a su imagen. El alto oficial se ha mostrado confuso, reactivo y enredado con el Gobierno. Luego de la frase “nos mintieron”, que pronunció junto al ministro Chadwick, y que se entendió como un respaldo irrestricto a su mandato, La Moneda ha tomado distancia y tratado a Soto como un estudiante que debe rendir exámenes a diario, al que se le dan instrucciones que debe cumplir sin cuestionamiento. De seguro, las sospechas de hasta dónde sabía los pormenores el general, generaron una desconfianza, que parece ir aumentando a medida que se han conocido detalles. ¿Es posible que el ex general Franzani no haya llamado a Hermes Soto para comentarle de su entrevista con los involucrados y oficiales a cargo en La Araucanía? ¿Los abogados de Carabineros, en un caso tan delicado, no informan al máximo oficial de su estrategia de defensa?En esta cadena de intrigas, el general Hermes Soto ha quedado en la mira y con un daño severo a su imagen. El alto oficial se ha mostrado confuso, reactivo y enredado con el Gobierno. Luego de la frase “nos mintieron”, que pronunció junto al ministro Chadwick, y que se entendió como un respaldo irrestricto a su mandato, La Moneda ha tomado distancia y tratado a Soto como un estudiante que debe rendir exámenes a diario, al que se le dan instrucciones que debe cumplir sin cuestionamiento.De seguro, las sospechas de hasta dónde sabía los pormenores el general, generaron una desconfianza, que parece ir aumentando a medida que se han conocido detalles. ¿Es posible que el ex general Franzani no haya llamado a Hermes Soto para comentarle de su entrevista con los involucrados y oficiales a cargo en La Araucanía? ¿Los abogados de Carabineros, en un caso tan delicado, no informan al máximo oficial de su estrategia de defensa? Curioso.El trato recibido por el Ejecutivo en Carabineros, especialmente en la última semana, debe estar generando mucha inquietud entre la oficialidad. Mal que mal, que un Gobierno de derecha sea el que esté planteando una reestructuración profunda, cuestionándolos y tomando decisiones por ellos, de seguro ha despertado una sensación nostálgica de los gobiernos de centroizquierda. Bachelet apoyó a Villalobos hasta el último momento, pese a los dos escándalos que vivía la institución.El sábado pasado, el Presidente Sebastián Piñera anunció el retiro del Gope de La Araucanía. Pese a la trascendencia de la decisión, esta vez no lo hizo acompañado del general director. Por el contrario, estaba escoltado por todo su equipo político. La señal fue clara, el Mandatario quiere darle conducción política a una crisis que necesita un giro, un cambio de rumbo con urgencia, antes que termine este mes, de lo contrario, el Plan Araucanía “pasará a marzo” y las probabilidades de que termine por muerte natural son altas.Pero además del fin del famoso Comando Jungla, la autoridad informó que los policías deberán capacitarse en temas multiculturales, DDHH y que presentará un plan para reestructurar a Carabineros, proceso que tendrá la supervisión del subsecretario de Interior. En otras palabras, la institución policial quedó intervenida por La Moneda. Control político, direccionamientos y los cambios que vendrán, serán decididos por el Presidente y ministro del Interior y acatados por la policía. El general director, entonces, queda en una posición muy incómoda de aquí en adelante. La pregunta es si este proceso de cambios debe ser con o sin quien, por ahora, sigue siendo más parte del problema que de la solución. Y, claro, aún está por verse si al general “le mintieron” todos, es decir, sus subalternos desde el más alto nivel jerárquico hasta el sargento que mató a Catrillanca o terminamos por conocer que intervino en alguna parte de la cadena.Bueno, y a diferencia de Bachelet con Villalobos, Sebastián Piñera no dudará si debe tomar la decisión de sacar a Hermes Soto. El Presidente sabe que el giro que han tenido con Carabineros, desde el 14 de noviembre a la fecha, es una tabla de salvación para poder mantener a flote una de sus promesas de campaña que más sobreexpectativas creó en la región –ganó con un 62%– y el país: terminar con la violencia en La Araucanía. Y, claro, el magro resultado de 37% de aprobación en las encuestas CEP y Criteria, conocidas el viernes pasado, son un incentivo para tomar medidas que ayuden a mejorar la percepción pública, aunque para ello deba despedir a un general nombrado por él mismo hace unos pocos meses.El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.
 

INVITACIÓN.